Home | Quienes somos | Contacto | Links | Recursos | En vivo | Ministerios | Comunicación   • 

 
   
OBISPOS

 

4LOS ANCIANOS EN EL NUEVO TESTAMENTO

 

En el Nuevo Testamento encontramos que la palabra hebrea zaqen ha sido traducida al griego por la palabra presbuteros, la cual a su vez, se ha traducido al español como Presbítero, a veces se la ha traducido como anciano en algunos pasajes del Nuevo testamento. El conjunto de Presbíteros reunidos se denomina, algunas veces "el concilio de ancianos" y otras, "el sanedrín". El término griego utilizado para "concilio de ancianos" es presbuterion, que también se puede traducir como Presbiterio. Hay tres pasajes en el Nuevo testamento en los que se usa el término presbuterion (Lucas 22:66 y Hechos 22:5) en el sentido de un grupo de personas mayores de edad que formaba el concilio de ancianos, denominado también Sanedrín. El Presbiterio o concilio de ancianos era la corte judía de más alta autoridad en Jerusalén. Sin embargo cuando Pablo usó este término se refería a una asamblea de ancianos de la iglesia y se ha traducido como Presbiterio (1 Tim. 4:14).

 

 

 

4EL ROL DEL SANEDRÍN EN EL TIEMPO DE JESÚS

 

El Sanedrín tuvo su origen en lo que se llamaba gerousía durante el período de influencia helénica sobre Palestina. El gerousía era el senado que gobernaba la nación judía, estaba presidido por el sumo sacerdote (1 Mac. 12:6 y Judith 4:8). En los tiempos del Nuevo Testamento, este gerousía llegó a denominarse concilio o Sanedrín. El Sanedrín era una corte de justicia, pero que también cumplía funciones legislativas y ejecutivas. El término Sanedrín empezó a usarse desde el tiempo en que Gabinio administró los asuntos públicos de la provincia de Siria bajo la dirección de Pompeyo. Flavio Josefo nos informa que Gabinio llegó de Roma a Siria como comandante de las fuerzas romanas y que después de haber «ordenado cinco concilios, distribuyó la nación en el mismo número de partes: de manera que los concilios gobernaban el pueblo, el primero se encontraba en Jerusalén, el segundo en Gadara, el tercero en Amato, el cuarto en Jericó y el quinto en Seforis de Galilea. De manera que los judíos fueron libertados de la monarquía para ser gobernados por una aristocracia.» El concilio o Sanedrín fue eliminado por el emperador romano Julio Cesar, pero los judíos volvieron otra vez al gerousía. Ahora bien, con Herodes el Grande que ejerció gran poder sobre Judea, este gobierno central quedó casi anulado en la práctica. Sin embargo, en los tiempos de Jesús, el «Sanedrín había vuelto a ser un cuerpo activo y poderoso, teniendo permiso para administrar los asuntos judíos sin interferencia, excepto en aquellas cuestiones que involucraban a la política y la jurisdicción romana .... encabezado por el sumo sacerdote, el concilio tenía setenta miembros elegidos entre los aristocráticos cuadros sacerdotales, en los que la influencia saducea era fuerte, de entre los ancianos del pueblo y de entre los escribas.» En realidad a todo el conjunto se les llamaba los ancianos. Estaba presidido por el sumo sacerdote, quien a su vez, era nombrado o depuesto por el gobernador romano de turno, por eso muchas veces el sumo sacerdote no era más que un títere de Roma.

En el NT a los cuadros sacerdotales aristocráticos se les llama los hoi archiereis que se traduce como "principales sacerdotes". Ellos eran empleados permanentes del templo y tenían jurisdicción sobre todos los sacerdotes. Tal como lo revela el NT, ellos pertenecían a la aristocracia sacerdotal (Hech. 4:6) y no todos los sacerdotes accedían a ser "principales sacerdotes". El jefe de los "principales sacerdotes" era el llamado "capitán del templo", y era el segundo después del sumo sacerdote. Luego estaban como miembros de este cuerpo sacerdotal, el líder del turno semanal, más los líderes de los 4 ó 9 turnos diarios. El capitán del templo se encargaba de los arreglos externos del templo y de los servicios. Bajo él habían siete supervisores del templo y tres tesoreros permanentes del templo.

Este cuerpo sacerdotal llamado "principales sacerdotes" tenía el rol prominente de administrar y ejecutar las acciones acordadas por el Sanedrín, pues ellos actuaban como los guardianes de la religión judía. Por ejemplo, ellos decidían acerca del gasto del dinero del templo, por eso ellos decidieron la suma de dinero a pagarle a Judas por la traición a Jesús (Mt.27:6).

"Los principales sacerdotes" actuaban como la policía del templo y en esta capacidad planearon con Judas la estrategia para arrestar a Jesús (Mt. 26:14,15 ver pasajes paralelos). Pero el arresto ya había sido previamente aprobado por el Sanedrín o Concilio (Mt. 26:3ss)

Ellos ordenaron que la corte del templo arrestara a los apóstoles (Hch. 5:17,21) y a ellos se le dio el informe de la resurrección de Jesús por parte de la guardia del sepulcro (Mt. 28:11). Asimismo a ellos se les comunicó del escape de Pedro y Juan de la cárcel en Hch. 5:22-24. En esta misma función fueron los "principales sacerdotes" quienes dieron autorización a Saulo para arrestar y maltratar a los cristianos (Hch. 9:14,21; 26:10; 26:12)

Resumiendo lo anterior podemos afirmar que el Sanedrín estaba formado por tres grupos: "Los principales sacerdotes" encabezados por el Sumo sacerdote, "los escribas" y "los ancianos". Ahora nos interesa comprender el rol de los ancianos en el tiempo del NT.

En el período post-exílico y en el NT, los ancianos eran los cabezas de familia más influyentes que representaban la nobleza secular. Esto puede verse cuando en el NT, como sinónimo de los ancianos, que eran el tercer grupo en el Sanedrín, se usa la expresión hoi prootoi tou laou, que podemos traducir como los "principales del pueblo" (Lc. 19:47). José de Arimatea era un anciano rico de nobleza secular judía que se había convertido en discípulo de Jesús (Mr. 15:43) y era miembro de Sanedrín (Lucas 23:50). Históricamente hablando, la mayoría de la nobleza laica eran saduceos, pues no todos los saduceos eran sacerdotes. Esto se evidencia claramente en Hechos 4:1 donde se considera a los sacerdotes y a los saduceos como dos grupos distintos. Pero los "principales sacerdotes" eran saduceos, de manera que podemos estar convencidos que el partido saduceo tenía en sus filas a sacerdotes ("principales sacerdotes") y laicos (los ancianos). Esto se muestra con claridad en Hechos 23, donde se nos dice que el concilio se dividió en dos grupos: los fariseos a favor de Pablo y los saduceos contra Pablo (Hch. 23:6). Pero al siguiente día se menciona un complot contra Pablo formado por "los "principales sacerdotes y los ancianos" es decir los suduceos en bloque (Hch. 23:12-14).

Por otro lado, la totalidad el partido de los fariseos estaba compuesto totalmente por escribas. Esto puede inferirse de dos textos paralelos del NT. Mateo 21:45 menciona a los "principales sacerdotes" con los fariseos, sin embargo, Lucas 20:19 que se refiere al mismo incidente describe a estos dos grupos como los "principales sacerdotes" y los escribas. Pero en ningún lugar del NT se menciona a los fariseos y escribas como dos grupos separados, por lo tanto es seguro concluir que todos los fariseos eran escribas.

En conclusión podemos decir que los ancianos eran mayormente miembros del partido saduceo y conformaban un solo bloque con ellos en el Concilio o Sanedrín, y en éste, ellos cumplían un rol de gobierno y administración de justicia, lo cual era a su vez, la esencia de la función del Sanedrín. Debemos señalar que el NT mencionan con nombre propio a dos miembros del Sanedrín como discípulos de Jesús, el uno era un anciano del partido saduceo (José de Arimatea) y el otro era Escriba del partido fariseo (Nicodemo).

 

 

 

4LOS ANCIANOS EN LA IGLESIA EN EL NUEVO TESTAMENTO

 

Significado el término "Presbítero" en el NT

En el NT el término "Presbítero" se usa en dos sentidos: un sentido genérico y un sentido técnico. En el sentido genérico, Presbítero significa "avanzado de edad" "viejo" en contraste con el joven. En este sentido general se usa en varios pasajes, a saber:

En Hechos 2:17, cuando Pedro anuncia el cumplimiento de la profecía de Joel, menciona la palabra presbuteroi para referirse a hombres avanzados de edad en comparación con los jóvenes.

 

En 1 Timoteo 5:12, se usa presbuteras para referirse a las mujeres ancianas en contraste con las mujeres más jóvenes.

 

En I Pedro 5:5, nuevamente presbutreois se usa en contraste con los más jóvenes.

 

En estos tres pasajes los presbíteros son las personas mayores de edad en comparación con los jóvenes. Son aquellas personas que han alcanzado la edad madura y que nosotros llamaríamos los viejos en el camino de la vida. Por lo tanto, es muy claro que el término presbuteros se usa en algunas partes del NT para referirse a la edad, sin ninguna conexión con un cargo u oficio eclesiástico.

 

Pero, el término presbuteros también se usa con un sentido técnico, para referirse a la persona o personas que ocupaban un cargo de liderazgo en la iglesia. En este sentido se usa en unos veinte pasajes en Hechos y las epístolas de Pablo.

 

Históricamente hablando, no sabemos con exactitud desde que año la iglesia empezó a gobernarse por presbíteros. Probablemente la Iglesia de Jerusalén era gobernada por Presbíteros desde sus inicios. Esto puede deducirse del hecho que la Iglesia de Antioquía tenía Presbíteros, y sabiendo que fue fundada como una obra de extensión misionera de la Iglesia de Jerusalén, por buena y necesaria consecuencia podemos deducir que de la iglesia madre aprendieron esta forma de gobierno.

 

 

● Funciones del Anciano o Presbítero en la Iglesia del NT

Para comprender el rol del Presbítero en la iglesia del Nuevo Testamento, tenemos que estudiar los principales textos bíblicos que se refieren a los Presbíteros en forma directa.

 

a) Juzgar y Determinar Controversias Doctrinales

En Hechos 15 hemos visto claramente cómo loas ancianos, en aquel tiempo junto con los apóstoles determinaron, bajo la guía del Espíritu Santo, la posición doctrinal de la iglesia cristiana frente a las posiciones judaizantes que se estaban difundiendo dentro de las iglesias cristianas en Antioquía. Esta es una función que en muchas denominaciones presbiterianas se ha dejado de lado para dar lugar al puro aspecto administrativo. Y las que tratan de ejercer esta función, o lo hacen de manera meramente política, o dejan esta tarea a los consistorios locales. De esta manera no sólo abdican a sus deberes de función, sino que están sembrando las semillas de la división y la corrupción doctrinal en la denominación. Cuando hay alguna controversia doctrinal que se inicia en algún consistorio o presbiterio, son los presbíteros reunidos en la Asamblea General la que debe juzgar y determinar la correcta interpretación sobre la base de la Palabra de Dios y los documentos confesionales subordinados a dicha Palabra de Dios.

 

b) Supervisar a la Iglesia de Cristo.

Pablo le dice a Timoteo (I Tim. 3:1-7), "si alguno busca obispado, buena obra busca." Aquí se menciona el término "obispado," e implica que habían obispos en la Iglesia en el tiempo de Pablo. Pero en la Iglesia Presbiteriana no hablamos de los "obispos del Consistorio", ni tampoco decimos vamos a organizar el "encuentro nacional de obispos." ¿Por qué?, Permítanme explicar, brevemente, la relación que existe entre los términos "obispo" "presbítero" y "anciano".

En realidad, el Nuevo Testamento usa estos tres términos para referirse al mismo oficio. Es decir que el oficio es "anciano" o "Presbítero", pero el término "Obispo" indica una función del oficio de anciano o Presbítero. Los tres nombres se refieren al mismo oficio, no hay una gradación jerárquica entre ellos. El nombre griego episkopos se usa cinco veces en el NT.


En I
Pedro 2:25 se dice que Jesús es el episkopos de nuestras almas, con lo cual quiere decir que Jesús es el guardián de nuestras almas
, que cuida de nuestras vidas, que supervisa nuestra vida entera.


En Hechos 20:28 se nos dice "el Espíritu Santo os ha puesto por episkopous" para referirse a la tarea de supervisión de la grey de Dios por parte de los ancianos reunidos en Mileto.

 

En I Tim. 3:2 se nos habla de episkopee (obispado) también el sentido de cuidar y de supervisar.
 

En Tito 1:7 habla también de los requisitos para el episkopos en el sentido de supervisor.
 

En Filipenses 1:1 Pablo se incluye con los episkopois también en el sentido de supervisores. En conclusión, la palabra episkopos (obispo) significa una persona o un equipo de personas que tienen la función específica de supervisión y de cuidado dentro de una sociedad. Episkopos indica fundamentalmente una función.
 

Anteriormente ya hemos demostrado que la Palabra presbuteros es la traducción griega para el término hebreo zaqen que significa el oficio de anciano. De manera que las palabras anciano y presbítero son sinónimos y se refieren al oficio, o como se dice en la administración moderna, es el nombre del cargo u oficio. Pero lo interesante es que en el NT, el cargo u oficio de Presbítero, o anciano, tiene como una de sus funciones "la supervisión".
 

Cuando Pablo llama desde Mileto a los ancianos de Efeso (Hech. 20:17) a estos mismos ancianos reunidos, Pablo les dice que ellos han sido puestos por Dios como episkopous (obispos), es decir como supervisores.

 

Cuando Pedro se dirige a los ancianos en 1 Pedro 5:1-2 les encarga que cumplan la función de "supervisar" (episkopountes = supervisando, cuidando) el rebaño de Dios en forma voluntaria, sin el uso de la fuerza.

 

En Tito 1:5-7 se nos dice que Tito fue dejado en Creta para que ordenase ancianos (presbuteros) en cada ciudad, luego le da los requisitos y añade "porque es necesario que el episkopon sea irreprensible como administrador de Dios". Es decir con ambos términos se refiere al mismo oficio.

 

Por lo tanto, los Presbíteros tienen como una de sus funciones la de ser obispos o supervisores de la grey de Dios. En conclusión, el presbítero, el anciano y el obispo son diferentes nombres para referirse al mismo oficio, pero mayormente se llama el oficio de presbítero. Como muy bien lo expresa MacArthur, «episkopos enfatiza la función y presbuteros enfatiza el carácter.» (41)

 

Volvamos ahora al rol de supervisión. Hemos visto pues, que el presbítero está llamado por Dios para desempeñar el rol de supervisor de la Iglesia. Este rol supervisor implica, de acuerdo con el significado del término obispo, cuidar, guardar (proteger) y supervisar. En la administración moderna a esta labor se le llama función de superintendencia.

 

c) Pastorear y Enseñar la Grey de Dios

Esta es una función principal que el NT asigna al presbítero. En 1 Timoteo 3:2 menciona entre los requisitos del presbítero la aptitud para enseñar. El término griego usado aquí para enseñar es diaktikon, es decir alguien calificado para enseñar. Pero este término también indica la idoneidad para enseñar a otros la tradición de los apóstoles (paradosis = precepto, doctrina, instrucción para ser pasada de mano en mano). Es en este mismo sentido que se usa el término didaktikos en 2 Tim. 2:4 y en otros pasajes más.

 

Pero también en NT, señala que el Presbítero debe ser alguien que desempeña un rol pastoral. Entonces debemos preguntarnos si todos los Presbíteros en el NT ejercían el rol pastoral, y si a todos los Presbíteros se les llama también pastores. O quizás sólo algunos Presbíteros cumplían el rol de gobierno y otros cumplían un doble rol: el de gobierno y pastoral al mismo tiempo. Siempre ha sido la posición reformada que el NT hace una distinción entre Presbíteros gobernantes y Presbíteros docentes, o también llamados pastores. Veamos la validez bíblica de esta interpretación y de esta manera también irá apareciendo también en qué consiste esta actividad pastoral.

 

En primer lugar, debemos afirmar que es muy claro que a todos los Presbíteros se les ha encomendado la función de ejercer el gobierno en la iglesia y de cuidado pastoral en general (Stgo 5:14). Esto está debidamente atestiguado en 1 Tim. 3:5; 5:17; I Pedro 5:3; Heb. 13:17; 1 Tes. 5:12 aunque en estos dos últimos pasajes no se menciona a los ancianos, es obvio que se refieren a ellos. En este sentido todos los Presbíteros son gobernantes y todas realizan labor pastoral.

 

En segundo lugar, está también igualmente claro que algunos Presbíteros hacían la labor de gobernantes y a la vez de pastores en el sentido de predicadores de la Palabra como una función, por así decirlo, especializada. A estos ancianos que gobernaban y se dedicaban a la enseñanza y predicación se les denomina pastores, o Presbíteros docentes. En I Tim. 3:2 ya se menciona esta calificación didáctica como requisito para ser presbítero, apuntando así al rol de la enseñanza y predicación de la Palabra de Dios.

 

Pero en I Tim. 5:17 se nos aclara más la función específica que desempeñaban algunos Presbíteros. Este texto puede traducirse literalmente así: «Los Presbíteros que gobiernan excelentemente sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente a los que trabajan en la predicación y en la enseñanza.»Trabajar en la Palabra y en la enseñanza (Gr. kopiontess en logoo kai didaskalai) lleva consigo la idea de trabajar. En el idioma griego, kopioonta significa trabajar duro, con afán, con esfuerzo, y con esperanza. El doble honor debe estar siempre precedido del doble trabajo también. La misma palabra griega se usa para expresar que el labrador trabaja primero antes de cosechar en 2 Tim. 2:6.

 

El término griego usado para predicación aquí es logoo que significa Palabra. Esto hace mención a la labor de exposición de la Palabra, o a lo que comúnmente llamamos predicación. Mientras que el término didaskalia significa la ocupación en la enseñanza (Rom. 12:7; 1 Tim. 4:13). Significa también información, instrucción (Rom. 15:4, 2 Tim. 3:16). Significa, pensamiento, tema, precepto, doctrina (Mat. 15:9; 1 Tim. 1:10). Los que se dedicaban a esta ocupación se llamaban didaskalos que quiere decir "maestro."

 

Entonces, habían ancianos que en forma especial, aparte de su normal tarea de gobierno, realizaban la labor de ser predicadores y maestros en la iglesia, a quienes se les llama pastores. El pastorado como tarea específica de algunos Presbíteros fue desarrollándose gradualmente en la iglesia del NT. Efesios 4:11 ya nos habla que el Cristo resucitado dio a la iglesia "pastores y maestros" o literalmente hablando "pastores-maestros" quienes se encargaban de la predicación (les hablaron de la Palabra). Lo que sucedió fue que cuando los apóstoles murieron y las herejías comenzaron a penetrar en la iglesia, la tarea de enseñanza se hizo mucho más urgente (2 Tim. 2:2; Tito 1:9). Aquellos que se dedicaron a la exclusiva tarea de enseñar y predicar llegaron a ser sostenidos por las iglesias, y es muy probable que, los llamados "ángeles" de las iglesias de Asia Menor mencionadas en Apocalipsis se refiera los pastores-maestros de aquellas iglesias tal como se ve en Apocalipsis 2:1;8,12,18; 3:1,7,14.

 

d) Gobernar y Administrar la Iglesia de Cristo

El rol de gobierno queda claramente establecido en I Tim. 3:4. El término griego aquí usado para gobernar es proistamenon, el cual nos da dos grandes ideas acerca de lo que significa el gobierno o la tarea de gobernar.

 

En primer lugar, proistamenon significa "estar a la cabeza de" para dirigir, gobernar, conducir y administrar Este significado describe la tarea del Presbítero como la de liderazgo y de administración de la iglesia del Señor.

 

En segundo lugar, prositamenon significa "tener preocupación por" "cuidar" "ayudar".) este significado califica la tarea del liderazgo y de gobierno como, fundamentalmente, estar al cuidado de la iglesia de Dios, de ayudar a los miembros de la congregación. En este sentido el mismo texto aquí usa el término epileomai para referirse "cuidar". Epileomai significa "dirigir el cuidado hacia" alguien que no es uno mismo. En este caso el cuidado se dirige hacia la Iglesia que pertenece a Dios. Este mismo término epileomai se usa cuando se nos narra que el samaritano se dirigió hacia el herido y lo auxilió y al final nos dice que "cuidó" de él. De manera que este cuidar, implica pues, un cuidado diligente que busca el bienestar de la iglesia de Cristo.

 

Habíamos mencionado el término administración y precisamente Tito 1:7 dice que el obispo o anciano es administrador de Dios (ho theou oikonomon). Para Pablo, la iglesia es la oikos o casa (1 Tim. 3:15), Dios es el oikodespotees o Señor de la casa, y los miembros de la iglesia son los oikeioi, o familia (Gál. 6:10; Ef. 2:19). Así que la administración del presbítero no tiene que ver, en primer lugar, con cosas sino con la familia de Dios. Esto nos indica que ser administrador de la casa de Dios es un llamado divino y no meramente una profesión o manera de ganarse la vida. Es una administración de la casa que no es nuestra propiedad, sino que el administrador mismo es parte de la propiedad de Dios.

 

 ¿Cómo deben los pastores ejercer el trabajo pastoral?

Esta pregunta nos lleva a conocer lo que la Escritura enseña acerca del trabajo pastoral. En Hechos 20 y I Pedro 5 encontramos algunos lineamientos básicos que deben moldear nuestra tarea pastoral como ancianos y pastores de la Iglesia de Cristo.

 

Consiste es ser guardián de sí mismo.

En decir, el conjunto de Presbíteros quienes tienen que cuidarse a sí mismos y por inferencia cada presbítero deberá cuidarse a sí mismo. La idea del griego prsechete heautois significa "cuidar de" o "proveer para" lo cual nos da la idea de cuidado y provisión.

 

Consiste en ser guardianes de la grey

Es muy claro que si uno no puede cuidarse y alimentarse a sí mismo, tampoco puede cuidar de otros. Pero es tarea del presbítero cuidar de la iglesia. Es la misma lógica que se usa para la tarea de gobierno.

 

Consiste en pastorear la grey

En Hechos 20:28 y 1 Pedro 5:3 se mencionan la labor de "apacentar" o "pastorear". El presbítero tiene que hacer la labor de "pastor" que en griego es poimeen y que proviene del verbo poimanoo y originalmente significaba "alimentar" el rebaño. Esta labor pastoral debía hacerse con buena disposición, con entusiasmo (I Pedro 5:2). En una palabra, los Presbíteros debían supervisar y pastorear con buena voluntad.
 

 

Consiste en proteger el rebaño

El pastor debe proteger el rebaño de los peligros internos y externos. Protegerlos de las herejías que puedan levantarse dentro, y de las que vienen desde afuera. En la iglesia, el consistorio tiene que actuar como pastor de las ovejas del Señor, por eso no debe dejar que cualquiera predique en la iglesia. Tiene que saber con claridad qué enseñanza o doctrina trae, porque si no se hace esto, se estará exponiendo el rebaño al peligro de toda suerte de errores y herejías.

Los Presbíteros tienen que identificar quiénes son los lobos rapaces y alejarlos del rebaño o ganarlos por medio de la buena enseñanza de la Palabra. Ahora andan demasiados predicadores de doctrinas erróneas, que no sólo esparcen errores, sino que además, piden ofrendas a los hermanos. De esta manera, los consistorios están pagando para que el rebaño sea envenenado con el veneno mortal del error. Un Consistorio que actúa así se ha desnaturalizado. Ha perdido su función, por tanto, deberían renunciar a su función, para otros hombres fieles se encarguen de cuidar el rebaño del señor.

 

Consiste en pastorear en sumisión al Señor, dando ejemplo de vida cristiana

En 1 Pedro 5:3 se explica claramente que la labor pastoral de los ancianos se hace en sumisión al Señor de la Grey. No podemos erigirnos como señores de la Grey porque estamos al servicio del Señor de la grey. Eso significa que la tarea pastoral debe ejercitarse teniendo en cuenta que no somos dueños del rebaño, pues Dios la ganó por su propia sangre. (Hech. 20)

Pero, a la vez, Pedro nos manda a ser ejemplos para la grey, ejemplos en la manera como vivimos la vida cristiana.

 

 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

 

Bauer's Walter. A Greek English Lexicon of the New Testament and other Early Christian Literature. The University of Chicago Press, USA, second edition, 1,970.

Bannerman, James. The Church of Christ: A treatise on the nature, powers, ordinances, discipline and government of the christian church. Still Waters Revival Books, USA, reprinetd edition, May 1,991, vol. 2., p. 204.

Bimson, John. The World of the Old Testament. Scripture Union, London, first poublished, 1988.

Berkhof Louis. Systematic Theology. The Banner of Truth Trust, Edinburgh, Scotland, reprinted 1,974.

Confesión de Fe de Westminster. Trad., por Alonzo Ramírez Alvarado, Lima, Octubre de 1,993.

Cunningham, William. Historical Theology: A review of the Principal Doctrinnal Discussions in the Christian Curhch Sionce The Apostolic Age. Still Waters Revival Books, vol. 1., reprint edition, USA, march 1,991.

Harrison, Evertt F. Introducción al Nuevo Testamento. Trad. Norberto Wolfd, Subcomsión de Literatura Cristiana reformada, USA, 1980.

Jeremías, Joachim. Jersulaem in the Times of Jesus. SCM Press Ltd., England, 1969, trad, by F.H. y C.H. Cave.

MacArthur, John F. Answering the Key Questions About Elders. Word of Grace Comunications, USA, second printing, 1,986.

Miller Samuel, An Essay on the Warrant, Nature and Duties of the Offcie of the Ruling Elder in the Presbiterian Church, (Presbyterian Herirage Publications: Jackson, Mississippi, 1987)

Murray, John. Collected Wrritings, volume two: Select Lectures in Systematic Theology. The Banner of Truth Trust, Edinburgh, 1977.

Murdo A. Macleod, en Hold Fast your Confession: Studies in Church Principles. The Knox Press, Einburgh, firts edition, 1978.

Perschbacher Wesley J. The New Analytical Greek Lexicon. Hendrickson Publishers, USA, 1990.

Robertson, Thomas A. Imagenes Verbales del Nuevo Testamento. Editorial CLIE, vol. IV "las espístolas de Pablo", Barcelona- España, 1,979.

Thornwell, James Henley. The Collected Writings, volume IV Eclesiastical. Edited by John B. Adger and John L. Giradeau. Presbyterian Committee of Publication: Richmond, 1873.

Vos Geerhardus, The teaching of Jesus Concerning the Kingdom of God and the Church (Presbyterian and Reformed Publishing Company: Philipsburg, New Jersey, 1972).

1. 1 Samuel Miller, An Essay on the Warrant, Nature and Duties of the Offcie of the Ruling Elder in the Presbiterian Church, (Presbyterian Herirage Publications: Jackson, Mississippi, 1987), pp. 17-18. Samuel Miller fue ordenado como pastor de la Iglsia Presbiteiana de la ciudad de Nueva York en el año 1793. Llegó a ser un preeminente estadista eclesiástico, tanto que en fue nombrado como profesor de Historia de la Iglesia y Gobierno Eclesiástico del Seminario de Princeton fundado por la misma denominación en 1,812. En 1816, Miller y dos más fueron nombrados por la Asamblea General para formular enmendaduras a la forma de gobierno de dicha denominación, popuesta que fue aprobada por la Asanblea General de 1821, el miso año de nuestra independencia como país.

2. 2 James Bannerman. The Church of Christ: A treatise on the nature, powers, ordinances, discipline and government of the christian church. Still Waters Revival Books, USA, USA, reprineted edition, May 1,991, vol. 2., p. 204.

3. 3 Ibíd., p. 204

4. 4 Ibíd., p. 204.

5. 5

6. 1 Ibíd., p. 209.

7. 2 Ibíd., p. 209.

8. 1 Así lo entendió correctamente William Cunningham, Discussions on Church Principles: Popish, Erastian and Presbyterian, (Still Waters Revival Books, Canada, July, 1991), p. 236.

9. 2 William Cunningham, Ibíd., p. 243.

10. 3 Cunningham, op. cit., p. 245.

11. 1 Ver, Confesión de Fe de Westminster, Cap. 31, Sec. 3.

12. 2 Estos principios aparecen enumerados en Cunningham, op. cit., p. 250.

13. 1 El distinguido teólogo Reformado G. Vos afirma: «El que Cristo es rey en su Iglesia y que toda autoridad ejercida dentro de cualquier cuerpo eclesiástcio se driva de Cristo, es un importante principio de gobierno eclesiástico, que quienes procuran distinguir entre el reino de Dios y la iglesia visible no siempre lo tienen en mente suficientemente.» Ver, Geerhardus Vos, The Teaching of Jesus Concerning the Kingdom of God and the Church, (Presbyterian and Reformed Publishing Company: Philipsburg, New Jersey, 1972), p.87.

14. 2 Louis Berkhof. Systematic Theology, (The Banner of Truth Trust, Edinburgh, Scotland, reprinted 1,974), p. 583.

15. 3 Bannerman, Ibíd., p. 308.

16. 4 Bannerman, Ibíd., p.313.

17. 1 Estos tres puntos que se mencionan a continuación se encuentran debidamente ampliados en Bannerman, Ibíd., pp. 309-11, a este autor debo este breve extracto aquí esbozado.

18. 1 Hay que señalar que Mt. 18:15-17 no debe ser usado como argumento en contra de la posición presbiteriana. Primero porque en el momento que Jesús habló de esto no había iglesia cristina establecida. Es más probable que se refería a la práctica de la sinagoga judía. En ella también gobernaban los oficiales debidamente elegidos para ello. De manera que el término iglesia podría muy bien referirse a los oficiales reunidos para asuntos disciplinarios, aun cuando sean dos o tres.

19. 1 James Henley Thornwell. The Collected Writings, volume IV Eclesiastical, (The Banner of Truth Trust, Edinburgh), p. 136.

20. 2 ¬^ˆž^ˆž[1]^ˆž

21. 3 Thornwell, Ibíd., p. 137.

22. 1 William, Cunningham. Historical Theology: A review of the Principal Doctrinal Discussions in the Christian Church Since The Apostolic Age, (Still Waters Revival Books, vol. 1., reprint edition, march 1,991, USA), p. 51.

23. 1 Cunningham, Ibíd., vol 1., p. 51.

24. 1 La Confesión de Fe de Westminster declara que «solamente Dios es el Señor de la Conciencia, y en materia de fe y adoración la hecho libre de doctrinas y mandamientos de hombres que en algo sean contrarios a la Palabra de Dios o añadidos a ella. De manera que creer u obedecer de conciencia tales doctrinas o mandamientos, es traicionar la verdadera libertad de conciencia, y el requerimiento de una fe implícita y de una obediencia absoluta y ciega es destruir la libertad de conciencia y también la razón.» Cap. XX., sección II. Para mayor detalle estudie las citas bíblicas que aparecen en la Confesión.

25. 1 Cunningham, Ibíd, vol. 1, p. 52

26. 2 Ver, Confesión... Cap. XXXI., Sección III.

27. 3 En el v. 23 nuestra versión Reina-Valera dice: "los apóstoles y los ancianos y los hermanos." Mientras que en el texto Griego leemos: Hoi apostoloi kai hoi presbuteroi adelphoi que debería traducirse como "los apóstoles y los hermanos presbíteros," o como "los hermnos apóstoles y presbíteros). En efecto, las dos traducciones más respetables en el mundo de habla inglesa, la New Internationa Vresion (NIV) y la Revised Standard Version (RSV) traducen este versículo en forma duferente a la Reina-Valera. La NIV traduce el v.23. "vuestros hermanos los apóstoles y los ancianos" y la RSV traduce "los hermanos, tanto los apóstoles como los presbíteros". Es decir en la Reina Valera se añade "y los" antes de la palabra hermanos, lo cual no está en los manuscritos más antiguos. Esto puede ser una enmendadura hecha por el copista para la buscar una expresión griega elegante. O puede ser que haya sido una omisión accidental del autor original debido a que la palabra apóstol en griego termina en oi y la palabra hermanos también termina en oi. Sea como fuere este texto no anula la realidad de que además de los oficiales de la iglesia, allí estaban presentes los hermanos comunes y corrientes por así decirlo. Tampoco anula la realidad que ellos asintieron en el decreto acordado por los oficiales de la iglesia.

 


Buscar una palabra o pasaje en la Biblia


BibleGateway.com

 


 

HOME

  Quiénes somos

  Obreros

•  Contacto

•  Links

•  Recursos

 

•  Invitación

MATERIALES

  Estudios

•  Liderazgo

•  Lecciones

•  Mayordomía

•  Fotos

Ministerios

  Apóstoles

•  Profetas

•  Evangelistas

•  Pastores

•  Maestros

•  Presbíteros

 

EN VIVO

  CTNI

  Canal Luz

•  La Clave Tropical

•  Radio Elohim

Comunicación

  Comunicación

•  Radio

•  TV 

 

 

 

 

 

 


Copyright © 2017  bngg.org  -  Todos los Derechos Reservados