INTRODUCCIÓN

 

Comenzaremos este tema con una pregunta: ¿Sabía usted  que es el Templo de Dios?

Existe una tremenda tergiversación en cuanto a este tema, muchos hermanos al preguntárseles como ¿se sienten, o como están? contestan que se sienten indignos, otros como cucarachas, otros como lo más insignificante, sin embargo en este estudio analizaremos a través de la Biblia nuestra verdadera identidad en Cristo Jesús.

 

El Hijo de Dios promedio, entiende que la fe tiene un gran poder, si usted desea ampliar en este tema puede estudiar el tema “La verdadera Batalla de la fe” en esta pagina Web.

Si entendemos que fe es como dice Hebreos 11:1 “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”, sin embargo algunas veces nuestra espera, parece ser infructuosa y no  vemos resultados, ¿porqué?   En este estudio trataremos de descubrir la razón de esta pregunta.  Amado lector consideramos que debemos estar listos para pensar, y que mejor que un tema como este para hacerlo.  Vamos al tema.

 

 

EL ESPÍRITU DE DIOS

 

1Corintios 3:16.- ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?   Con base en este versículo, creemos que lo primero,  que todo hijo de Dios debiese saber es que: “El es templo del Espíritu de Dios”, el cual ya esta en él Romanos 5:5.    Y  además por ser hijos de Dios estamos unidos a él en espíritu 1 Corintios 6:17.  Estas son aseveraciones tacitas que nos manifiestan, que el Espíritu de Dios ya esta en nosotros, todo esto por ser Hijos de Dios; pero es imperativo entender que esta condición nuestra, no depende de nosotros mismos, depende de Dios.

 

 

 ¿Por qué nos llama templo de el?

 

Efesios 1:4-5”Según nos escogió en el antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de el .En amor habiéndonos predestinados para ser ADOPTADOS HIJOS SUYOS por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.

En el versículo 4 claramente dice la Biblia que fuimos escogidos desde antes de la fundación del mundo, o sea que somos hijos desde antes, debido a esta escogencia es que somos templo de Dios, analice no depende de alguna decisión del hombre, ahora bien pareciese que el versículo 5 contradice al 4, cuando estipula el verso 5 que fuimos adoptados.  Sin embargo es importante que entendamos realmente lo que se está manifestando en este pasaje.  La pregunta es, ¿acaso no éramos y somos sus hijos desde antes de la fundación del mundo como estipula el versículo 4, porque entonces nos tuvo que adoptar?,  ¿por que ahora viene a decirnos que nos predestino para ser adoptados? Veamos lo que nos dice el libro de Job en el Antiguo Testamento.

 

Job 10:11-12  “Me vestiste de piel y carne. Me tejiste con huesos y nervios.  Vida y misericordia me concediste.  Y tu cuidado guardo mi espíritu.

En estos versículos hay varias premisas que debemos acotar:

  1. Tenemos que establecer y entender que fue lo que Dios vistió de piel y carne, primeramente lo que Dios vistió, obviamente era algo que ya existía previamente,  y lo contesta el mismo pasaje, cuando dice “Y tu cuidado guardo mi espíritu” entonces lo que se vistió de piel y carne fue el espíritu.

  2. Siempre le pertenecimos a El, es decir siempre le hemos pertenecido a Dios.  Esto lo  podemos  confirmar en Filipenses 3:20 “Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al señor Jesucristo” o sea que  nacimos en el cielo.  Ahora bien, continua la interrogante  ¿Qué fue lo que el  adopto en la cruz? Porque nuestro espíritu siempre ha sido propiedad de Dios.

 

LA CONDICIÓN DEL HOMBRE ANTES Y DESPUÉS DE LA CRUZ

 

Romanos 5:12  “Por tanto, como el pecado entro al mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”

Cuando Dios nos hizo participar de naturaleza terrenal, puso a Adán para que por medio de el, tuviéramos esa naturaleza, dice que por éste entro el pecado y por consiguiente la muerte, pero no la muerte física sino la muerte espiritual, o sea la destitución de la relación del hombre con Dios.

 

Ese cuerpo que nos dio, fue el vehículo para que el pecado entrase al mundo.  Derivado de esta situación  nuestro cuerpo se hallaba: vendido al pecado (Romanos 7:14).  Por lo tanto Dios no podía darnos la sabiduría predestinada, antes de la cruz del Calvario, para saber lo que nos había ya  concedido (1Corintios 2:12) esto se dio después de la cruz.  Veamos como se sentía el hombre antes de la cruz, en el antiguo pacto:

 

Salmo 101:2  “Entenderé el camino de la perfección, cuando vengas a mi”

David con todo su reinado, con toda su sabiduría, no conocía lo que ahora conocemos, David buscaba la perfección, pero recuerde amado lector,  ahora en este pacto de gracia.  Dios ya esta en nosotros Colosenses 1:27, ya estamos perfectos por su sacrificio en la cruz Hebreos 10:14. Ahora “todo lo podemos en Cristo que nos fortalece” Filipenses 4:13.  En este pacto de la gracia después de la cruz nuestra condición es totalmente diferente a la condición de los que vivieron antes de la cruz, todo esto única y exclusivamente por el sacrificio de Cristo en la cruz.  Por eso no nos debemos sentir como algo insignificante, sino como hijos del Rey de Reyes, como Príncipes de Jesucristo.

 

¿Dónde se generaron  entonces los resultados de nuestro conocimiento?  Leamos lo que dice Romanos 3:24 “Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es EN CRISTO JESÚS”

Usted y yo fuimos redimidos en la cruz; ahora bien es importante que entendamos que significa la  palabra Redención, es igual a rescatar, ahora la redención  que llevó a cabo Jesucristo en la cruz se activa, cuando entendemos el evangelio en el cual el nos muestra nuestra herencia, y todas sus promesas, asimismo entendemos en el evangelio que somos el templo de Dios.

 

En Romanos 5:12 nos manifiesta el apóstol Pablo que al entrar el pecado entro la muerte, o sea la destitución del hombre de la gloria de Dios pero en el versículo de Romanos 5:17 nos manifiesta una parte del verdadero papel de la cruz dice: “Pues si por la transgresión de uno solo (Adán) reinó la muerte, mucho más reinaran en vida por uno solo, Jesucristo, lo que reciben la abundancia de la gracia y el don de la justicia”  entendamos hermano amado Adán hizo su papel, pero fue más glorioso el papel de Jesucristo en la cruz, por ende es necesario que usted, como hijo de Dios se coloque después de la cruz y no antes, analice amigo cuando Jesús habla en los libros históricos de Mateo, Marcos, Lucas y Juan lo hace en futuro como algo profético, que iba a ocurrir; sin embargo cuando el apóstol Pablo habla lo hace en pasado, como algo que ya tuvo lugar, pues habla después de la cruz, y este es el verdadero evangelio que es poder de Dios Romanos 1:16.  Es decir lo que usted lee en las epitomas Paulinas.

 

Continuando con nuestro estudio debemos recordar que el nos adopto, es decir adopto nuestro cuerpo Efesios 1:5 ya que nuestro espíritu siempre ha sido propiedad de él, entonces ahora en este nuevo pacto el apóstol Pablo claramente dice  en  1 Corintios 6: 20 “Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” así mismo Cristo cuando vivió y ejerció su ministerio  DIJO: “No os dejare huérfanos” Juan 14:18.

 

Estamos convencidos de que lo mejor que el hijo de Dios en la actualidad debe hacer es, estudiar su palabra, especialmente el Evangelio en el nuevo Testamento, necesitamos OÍR,  la palabra hasta que se haga rema en nuestra vida.

 

De acuerdo a lo que venimos estudiando, Dios Adoptó nuestro cuerpo tal y  como estaba, con la ley del pecado y todos los ingredientes que contenía.  Por eso el apóstol Pablo en 2 Corintios 10:4 “Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”  estas armas vemos que no están en la carne, es decir no son obras, estas principalmente se derivan del conocimiento, quiere decir esto, que la principal arma espiritual del Creyente es el conocimiento, y el conocimiento del verdadero evangelio; si usted desea ampliar esto lo puede ver en nuestros estudios de la Fe en esta Web.

 

 

LA NATURALEZA CARNAL Y LA NATURALEZA ESPIRITUAL

 

Amplificando un poco el entendimiento de que es carne y que es espíritu veamos ahora  como Jesús dividió en la siguiente  parábola, la carne del espíritu, y además del cuerpo.

Mateo 13:44.- Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo, y gozoso por ella y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.

Ve usted la división  el cuerpo es el campo, y el espíritu es el tesoro, el espíritu nuestro siempre ha sido propiedad de Dios, pero cuando el vino a redimirnos que es igual a rescatar lo que era propiedad de él, para adquirirlo de nuevo lo adquirió con todo y el campo que es nuestro cuerpo por eso ahora tanto el espíritu como el cuerpo son de él, TODO ESTO TUVO LUGAR EL LA CRUZ DEL CALVARIO. Por ese sacrificio en la cruz es que usted y Yo somos templo de Dios, pues el mora en nosotros. Veamos ahora una tremenda advertencia del apóstol Pablo en:

Romanos 6:12-13  “No reine, pues, el  pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias, ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumento de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.

 

¿Como podemos evitar que reine la carne, el pecado, o la concupiscencia en nosotros?

Esta respuestas son simples y únicamente es conociendo nuestra herencia, y las promesas de Dios contenidas en el Evangelio de la Gracia.  Dentro de estas promesas y fundamentalmente hablando de nuestra herencia, dice el evangelio las siguientes aseveraciones:

 

  1. Con  respecto a nuestra  posición la Biblia sostiene que estamos:

Perfectos Hebreos 10:14, santos y sin mancha Efesios 5:27,  prósperos 2 Corintios 8:9, sanos Isaías 53:3-5, salvo siempre salvo 2 Timoteo 1:9, mas que vencedores Romanos 8:37.

  1. Necesitas renovar nuestra mente en estas cosas.

LA PRACTICA HACE LA PERFECCIÓN.       

Necesitamos ejercitarnos en estas cosas, no en lo que nos dice la carne que esta.     También en nosotros.  Aquí es donde se sostiene la verdadera batalla   de la fe en  nuestra mente, es decir tenemos la mente de Cristo 1 Corintios 2:16 pero también tenemos la mente carnal, el viejo hombre en nosotros que está viciado conforme  a deseos engañosos Efesios 4:22. Y estos se mantienen en una lucha constante.

  1. Nuestro cuerpo fue redimido de la maldición de la Ley (Gálatas 3:10)

  2. Su sangre fue mayor que la ley (1Corintios 6:20)

 

CONCLUSIÓN

 

1Corintios 3:17  “Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a el; por que el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es”

Nuestro cuerpo fue apartado por Dios, separado para un propósito, no para que lo utilicemos para hacer lo que se nos antoje.   Somos propiedad total y absoluta de él, el es nuestra cabeza y el todo y en todos, la carta de Pablo a los Romanos 11:36 establece lo siguiente: “Porque de él, y por él y para el son todas las cosas” esto incluye nuestro cuerpo que es el templo de Dios.  Así mismo podemos leer: “el esta sobre nosotros, por nosotros y en nosotros” Efesios 4:6.

 

Como un agregado podemos leer en 2 Corintios 4:17-10  “Por que tenemos este tesoro en vasos de barro…..8.- que estamos atribulados en todo….9.-  perseguidos mas no desamparados…10.- llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también LA VIDA DE JESÚS SE MANIFIESTE EN NUESTRA CARNE MORTAL. Esto implica que:

 

Tenemos derecho a caminar en prosperidad divina

Tenemos derecho a caminar en sanidad divina

Tenemos derecho a una vida feliz y abundante

 

Miremos un último consejo en este estudio: 2 Corintios 7:1 “Así, que, amada Iglesia, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y espíritu. Perfeccionando la  santidad en el temor de Dios”

¿De que santidad esta hablando?  No es del espíritu, ya que nuestro espíritu ya es santo

Esta hablando de un correcto proceder, del hombre para con sus semejantes, obviamente esto es  fruto del Espíritu que ya mora en nosotros Gálatas 5:22.

 

Entonces somos templo del espíritu santo debido al sacrificio de Cristo en la Cruz, no por meritos propios, ni de la voluntad de hombre alguno, somos templo derivado de ser Hijos, por eso mismo ese templo hay que cuidarlo y mantenerlo bien cuidado para su propietario que es Dios.